martes, 12 de mayo de 2015

Sobre el escenario

En algún rincón de la ciudad
cuando saliste de tu casa la puerta
dió la primera nota de la Barcarola de Chopin
la basura de la ciudad te acompaña y con tu pelo
Wellapone como director, continúa los compases
una interpretación algo intempestuosa, que se ve
ocasionalmente interrumpida por un bocinazo
como aplauso mal acompasado.

El stress me acompaña, disonante
asonante, atronador, Liszt y su sonata
en si menor, tomando aire, para estallar
de la presión de los dientes
sobre los mismos dientes
sobre la mandíbula, sobre el cuello

La punta de los dedos retorcidos sobre si mismos
el marfil de mis dientes atronando la sonata
a contrapunto de la melodía que te rodea
yo llevo adentro mi tormenta, seca
dura y raída, gastada de repetir, el mismo
el mismo, mismo stress, el mismo miedo.

La punta de tus dedos retorcidos sobre si mismos
el rojo de tu boca, húmedo en un grito
a contrapunto de mi tormenta
tu melodía deja paso a un silencio sudado
blando y laxo, eterno mientras se hace silencio
acorde a tu estado, el mismo miedo

martes, 7 de abril de 2015

Ese cajón vacío

Cuando espío en la cajonera
con la excusa de buscar
algo que está perdido
me saluda impune.

Esa cajonera guarda un vacío
dividido en dos cajones,
una carta y algún papel
que saluda impune

de noche, sale por la casa
a rodar, la cajonera
industrial, armada en casa
rueda, siempre impune.

A veces pienso en acomodar
como antes, más desprolijo
y que la ropa, sea okupa
de ese cajón impune

miércoles, 25 de febrero de 2015

Sueño

Hay cosas que no se pueden poner en palabras
que escapan a esa prisión
en la que necesitamos poner todo
que son las palabras

Son sensaciones, profundas
instintos, el reflejo del instinto
en la voluntad consciente
inexpresables

Cosas sobre las que no hay nada escrito
o hay sobreabundancia de escritura
cosas etereas y de difícil apreención
cosas como ese punto y coma que te cautiva

Hay humores y pasiones expresadas
deseos e incluso cosas pospuestas
razonamientos y expresiones
que se escapan a lo que expresamos

y sin embargo están ahí
dedicándonos una mirada
profunda y atrapante desde el silencio
donde viven esos duendes;

jueves, 11 de diciembre de 2014

¿Cómo estás?

Soy un experimento tiránico
sometido a todo esos impulsos
que me consumen la cabeza

Noches sin dormir porque a las 12
los parlantes sintonizan la radio
y se me cae una lágrima, estoy solo

Desenchufé
los parlantes y no puedo dormir
porque el silencio me acompaña

Son las 3 y siento mis dientes
tratar de penetrarse,
me doy vuelta en la cama

Me saludan los pájaros
de todos los días,
entonces ya son las 4

Cuando siento la presión
en mi cabeza, como un chaleco de fuerza
pongo una película

Me despierto otro día
y son las 6:00 cuando garabateo algo,
que empieza sólido y termina así

Eso me gustaría responder,
a veces, cuando preguntan,
porque no estoy seguro de qué me estresa.

viernes, 14 de noviembre de 2014

Tres

Que victoria
vacua, idiota
el miedo, el veneno
del miedo
vencieron

Vivencias que nos
disparan
nos hacen dispares

Un whisky en dos tragos
para pasar la bilis
de la huida, de la valentía
la muerte temprana
mientras estaba verde

La crueldad piadosa
del que sacrifica un animal
herido pero lleno
de vida, con sufrimiento

Ese amor... Pero
que victoria vacua
idiota, impío
y cruel.

miércoles, 27 de agosto de 2014

Seguro

"Si no
para qué todo."
Idea Vilariño

No estoy seguro;
pero viajo 10 años
y me siento, helado,
ante la hoja en blanco
la miro
y pienso, vacío
y la hoja responde
vacía y fría, también

Y quiero escribir sobre
la sonrisa, esa mirada,
que me absorbe
de mañana,
esa capa de hogar
que deja el calor
de la piel, también.

lunes, 12 de mayo de 2014